El Reichstag, el parlamento alemán

Estás en: Berlin » El Reichstag, el parlamento alemán

  Mi reserva

HOTEL BERLIN
Ofertas de hotel en Berlin

- GUÍA DE TURISMO

Qué ver en Berlín

Datos generales y de interés

Guía práctica de viaje

Ocio y tiempo libre

 

- PROPUESTAS CON ENCANTO EN BERLÍN
uno Realizar una visita guiada por la ciudad
Visitas y excursiones con guías españoles
uno Probar la típica cerveza alemana
Te explicamos todos los detalles
uno Visitar Berlín en Navidad
Disfruta de una época con encanto
uno Conocer las nuevas tendencias
Te contamos las últimas tendencias
  Más planes con encanto ...

 

- OFERTAS DE INTERÉS
coche Alquiler de coches en Berlín
Ofertas de alquiler de coches con descuento
coche Descarga audioguía de Berlín en mp3
Práctica y completa audioguía de la ciudad
coche Vuelos baratos a Berlín
Compra online de billetes de avión
coche Apartamentos en Berlín
Apartamentos turísticos por días

 

as El Reichstag, una de las grandes atracciones

inEl espectacular edificio del Parlamento alemán es una de las atracciones más visitadas de la ciudad de Berlín. Espera tu turno para entrar, disfruta de una de las sedes políticas más impactantes del mundo y saca tus mejores fotos.

El Reichstag, una de las grandes atracciones

 

El grandioso palacio donde tiene su sede el Parlamento alemán se terminó hacia 1894. Se trata de dos edificios de estilo neoclásico unidos por un túnel con una impresionante cúpula en la parte superior.

 

En febrero de 1933, con el alzamiento de los nazis, se produjo un incendio del que aun hoy se desconocen los autores (en aquel tiempo la culpa recayó sobre los comunistas). Tras el incendio el palacio no solo no fue restaurado sino que fue objeto de duros bombardeos durante la segunda guerra mundial.

 

Hasta los años sesenta no comenzaron los trabajos de remodelación que terminaron dejando al descubierto la cúpula. Sobre 1995 se encargó al arquitecto inglés Sir Norman Foster la reconstrucción de la cúpula, optando éste por una superficie toda de cristal de aspecto modernísimo en contraposición con el clasicismo del resto del edificio, el impacto visual es único ya que no hay otro en el mundo con este contraste tan brutal y tan bonito a la vez.

 

El hecho de que sea de cristal simboliza la transparencia en las deliberaciones políticas, y realmente cuando subes a la cúpula estás viendo a los políticos alemanes en sus sesiones parlamentarias habituales.

 

Datos prácticos para la visita

Se puede visitar todos los días de 8 de la mañana a 12 de la noche, aunque el último pase es a las 10.

 

La visita es absolutamente recomendable, a pesar de las largas colas de espera (entre 1 y 2 horas) porque las medidas de seguridad son muy fuertes, y te registran de arriba abajo, hay a quien le hacen quitarse los zapatos incluso. La espera a veces se alarga por la presencia habitual de grupos de colegios, alemanes y extranjeros, que frecuentan este gran edificio.

 

Se recomienda ir a primera hora para encontrar menos gente, también a última hora pero en cualquier caso no entrarás sin esperar cola. La zona es muy abierta y en meses fríos puede ser algo incómoda la espera.

 

Hay un truco que puede servir para visitantes de edad avanzada o con discapacidades. En la zona de la entrada trabajan varios asistentes o voluntarios que informan a los turistas y organizan la espera. Reparten folletos gratis del Parlamento y responden muy amablemente a tus dudas. Un día vimos que una chica asistente se acercaba a un matrimonio mayor y tras una breve charla les invitaba a acompañarles a lo que parecía una entrada alternativa. No lo hemos confirmado al 100% pero parece lógico. Si tienes dificultades para esperar cola y convences a estos asistentes seguramente podrás ahorrarte la espera.

 

Quien quiera librarse de la cola tiene la opción de comer en el restaurante del parlamento y así se entra directamente. Es un sitio bastante interesante para comer, pese a su precio superior a la media de Berlín (si vas no olvides pedir alguna de las exquisitas cervezas alemanas).

 

Una vez dentro se sube en ascensor a un mirador y de ahí a la cúpula a la que se accede por una rampa que en principio parece muy dura pero después no lo es, porque tiene muy poca pendiente y ya verás que no es nada cansada. Desde el último piso de la cúpula disfrutarás de unas vistas espectaculares de Berlín y alrededores, lugar recomendado para las fotos, claro.

 

La zona que rodea el Parlamento se compone de grandes explanadas con zonas ajardinadas y enormes edificios modernos, junto a la ribera del Spree, por lo que es una zona atractiva para hacer fotos.

 

Todas las horas del día tienen su encanto, pero las vistas en los atardeceres de verano son especialmente hermosas.


Acceso

Está en el mismo centro de la ciudad, a 5 minutos andando de la Puerta de Brandemburgo y es colindante con el Tiergarten.
El autobús nº100 te deja en la misma puerta.

 

Tarifa

La entrada es gratuita.

 

Secciones relacionadas

Barrio Mitte

Puerta de Brandenburgo

Karl Marx Allee